Utilizamos Cookies de sesión y de terceros durante su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. OK | Más información



El gusto por agradar al huésped se deja ver en mil y un detalles...

En la suave música y en los aromas que impregnan toda la casa, en los arreglos florales, los libros y revistas dejados en todos los rincones, las mantas de lana, los cuadritos a punto de cruz hechos por Sylvia Reis, la madre de Mario..."

...Por la noche, todos los rincones de la casa se iluminan mágicamente con cientos de velas; fuera, la bóveda celeste, llena de estrellas, ofrece el mejor de los espectáculos: el de la propia naturaleza..."